San Agustín de Canterbury. Misionero y místico. El gran apóstol de Inglaterra

San Martin, Lunes, 27 de Mayo de 2019 | 08:31

San Agustín de Canterbury fue un monje benedictino que se convirtió en el primer arzobispo de Canterbury en el año 597. Es considerado el apóstol de los ingleses pues fue el fundador de la Iglesia cristiana en el sur de Inglaterra. Nació el primer tercio del siglo VI y murió probablemente el 26 de mayo de 604

Fiesta: 27 de mayo

Martirologio romano: San Agustín, obispo de Canterbury, en Inglaterra, que fue enviado por el Papa Gregorio Magno junto con otros monjes para predicar la palabra de Dios a los anglosajones. Recibido amablemente por el rey Etelberto de Kent, e imitando la vida apostólica de la Iglesia primitiva, convirtió al rey y muchos otros a la fe cristiana y establecieron en esta tierra muchas sedes episcopales. Murió el 26 de mayo

Biografía de San Agustín de Canterbury

San Agustín nació en Roma, Italia. Cuando creció, se convirtió en un monje. Años más tarde fue nombrado abad del monasterio de San Andrés en Roma.

También es conocido como San Agustín el Menor, para distinguirlo de su ilustre homónimo de Hipona. Agustín fue elegido por el Papa Gregorio el Grande, así como otros cuarenta monjes más, como líder de la misión enviada desde Roma para la evangelización del pueblo de Inglaterra

Abad Agustín y los monjes comenzaron en su viaje por las islas británicas. Cuando llegaron al sur de Francia, la gente les advirtió que el grupo denominado los celtas en Inglaterra eran muy feroces. Los monjes se sintieron muy desanimados y asustados por esta advertencia.

Los Monjes, pidieron a San Agustín de Canterbury de que escribiera al Papa y le pidiera permiso para renunciar a la idea. Lo hizo, pero el Papa no cambiaría de opinión.

Dijo que el pueblo de Inglaterra estaba muy dispuesto a aceptar la fe cristiana. Los monjes tuvieron entonces que ir a Inglaterra por obediencia.

La conversión de un reino

Los misioneros fueron bien recibidos por el rey Etelberto cuya esposa era una princesa cristiana de Francia. Cuando aterrizaron, los monjes formaron una procesión y caminaron por todo lo largo cantando salmos.

Llevaban una cruz y una imagen de nuestro Señor. Muchas personas recibieron el mensaje de los monjes. El propio rey Etelberto fue bautizado el día de Pentecostés, en el 597 y muchos de sus súbditos se convirtieron a la fe cristiana.

San Agustín se convirtió en obispo en ese mismo año. Fue el primer arzobispo de Canterbury, Inglaterra.

San Agustín de Canterbury escribió con frecuencia al Papa para pedirle consejo sobre la evangelización, y el Papa San Gregorio, siempre dispuesto, le dio muchos santos consejos.

Milagros de San Agustín

Cuando se corrió la voz de que San Agustín de Canterbury estaba sanando a los enfermos y realizar curaciones milagrosas, muchas personas acudieron a su monasterio y cuando el Papa Gregorio se enteró de esto, le dio la siguiente recomendación a Agustín:

"Usted debe regocijarse de miedo, temor y alegría por ese regalo. Debe estar feliz de que a través de los milagros que se están obrando, todo el pueblo Inglés se está convirtiendo.

Pero debe tener mucho cuidado del orgullo y la vanidad, porque los milagros fueron realizados por Dios a través de usted."

San Agustín de Canterbury trabajó incansablemente por lograr la paz entre los celtas y la Iglesia de Roma. Aunque no pudo establecer su uniformidad deseada de la liturgia y las prácticas entre ellos

En Canterbury, San Agustín construyó una iglesia y un monasterio, que se convirtió en el más importante de Inglaterra.

San Agustín murió siete años después de su llegada a Inglaterra, el 26 de mayo, era el año 605

En los ocho años que San Agustín de Canterbury vivió entre las tribus de Inglaterra, su misión de transformación creció lentamente, pero él nunca vaciló en impartir la enseñanza del amor salvífico de Jesucristo.

Compartir es Evangelizar: